«La confianza en la vida, la aceptación y el no juicio», entrevista a Emilio Carrillo

Entrevista a Emilio Carrillo en Chile en 2019.

Cualquier separación entre la vida y uno mismo, uno mismo y la vida, representa una ficción/ilusión

1.-La diversidad de ámbitos en los que se ha desarrollado (economía, política, universidad, etcétera), cómo influyeron en lo que usted es hoy?

Todas las experiencias contribuyen a la evolución de nuestro estado de consciencia. Cuanto más variadas y ricas sean, mejor. Aunque el quid de la cuestión radica, sobre todo, en no obsesionamos con lo “qué” pasa o deja de pasar y centramos en “cómo” vivimos el “qué”. Intuitivamente, así lo hecho siempre.

2.- ¿En qué momento de su vida, decidió hacer el cambio? Fue un proceso gradual o radical? ¿Se inspiró en alguien?

Fue un proceso gradual, aunque tuvo dos puntos de aceleración: la lectura de un libro, El Kybalión, en febrero de 2000, que me abrió una nueva perspectiva vital; y la experiencia cercana a la muerte que me sobrevino en noviembre de 2010, que me ayudó a madurar y comprender mejor diversas vivencias acumuladas en los anteriores diez años y a asentar el discernimiento sobre mi propósito de vida en la actual encarnación.

 

3.- En un mundo polarizado, la unidad –en diferentes aspectos (pareja, familia, sociedad, amistad, naciones, etcétera)- parece inalcanzable o no duradera, ¿cómo se logra y se cultiva?

La Unidad es la Realidad. Y no hay que lograrla o cultivarla. Simplemente hay que verla, percibirla y, por supuesto, experimentarla en el día a día. ¿Cómo? Se precisa una mirada limpia que solo se alcanza cuando serenamos nuestro mundo emocional y mental y tomamos perspectiva consciente para contemplar la vida con perspectiva. Esto, nos aporta confianza en la vida, una relación con ella no basada en juicios y opiniones, sino en el “así es”, una clara visión de que la realidad es “No-dos” y la íntima comprensión de que cualquier separación entre la vida y uno mismo, uno mismo y la vida, representa una ficción/ilusión. De hecho, como insisto en el blog que gestiono –El Cielo en la Tierra-, solo encontrarás “el sentido de tu vida” cuando halles, en ti y en todo, “el sentido de la Vida”.

4.- Cuál es su visión del mundo actual?

Un huracán de magnitud aceleradamente creciente en el que conviven la distopía -que se está asentado cada vez más en la sociedad- y la utopía -que late con fuerza en el corazón de cada vez más seres humanos-. Todo lo cual es exactamente lo que corresponde para el impulso de la evolución en consciencia de la humanidad en su conjunto. No en balde, la consciencia avanza inexorablemente sobre dos railes, el distópìco y el utópico, tanto a nivel personal como colectivo.

  1. ¿Qué es lo que menos le gusta del sistema actual y qué rescataría, o no rescata nada?

La confianza en la vida, la aceptación y el no juicio, la Triada Perfecta que nos mostraron antiguas tradiciones, no implican inacción sino Acción Consciente. Y esta se plasma especialmente en contribuir a atenuar el sufrimiento no ya del ser humano, sino de todos los seres sintientes. Y esto es lo que pongo en valor del momento presente de la humanidad actual: la consciencia y la labor de personas, por pocas que sean, que generosamente actúan a favor de la vida en todas sus modalidades y manifestaciones. Este es la clave de la Sabiduría-Compasión enseñada por los grandes maestros.

  1. Pareciera ser que la felicidad es lo que todos aspiramos, pero es difícil de lograr, ¿por qué?

Porque se busca fuera; y fuera de nosotros jamás la hallaremos. La felicidad es un atributo y una cualidad intrínseca de nuestro verdadero ser, de lo radicalmente divino e imperecedero que atesoramos en lo más íntimo. Por esto, la felicidad es nuestro estado natural. Basta con que nos conozcamos y miremos hacia dentro, viviendo en coherencia con ello. Entonces, de manera espontánea, brilla la felicidad genuina, la felicidad incausada que no depende de lo que suceda, de que las cosas nos vayan “bien” o “mal”.

7.- Qué elementos deben conjugarse para lograr la verdadera felicidad?

Auto-observación, conocimiento de sí mismo, sosiego emocional y mental y transformación, que es interna o no es tal.

Emilio Carrillo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *